miércoles, 18 de febrero de 2015

Fin de semana en Baena

Hoy quiero hablaros de un maravilloso fin de semana que pasé a finales de noviembre por tierras cordobesas, concretamente en la localidad de Baena.
 
Ir a Baena es sinónimo de Aove, arte, hospitalidad, buena mesa, buenos productos y cariño... mucho cariño. Fue un fin de semana con una agenda bastante apretada, pero del que volví con una satisfacción inmensa por todo lo que pude ver, visitar, disfrutar, probar y en definitiva, pasármelo en grande rodeada de Aove y de gente maravillosa.
 
Hablando de lo que visité, como no, estando donde estaba, tenían que ser almazaras. Voy a contaros cosas de dos: Almazara Núñez de Prado y Cortijo de Suerte Alta.
 
Núñez de Prado
 
Es una almazara familiar, gestionada actualmente por la séptima generación de la familia Núñez de Prado y está ubicada en el centro, al lado del parque Ramón Santaella.
El Aove que producen es de cultivo ecológico desde el año 1990. Con una producción media de 3,5 millones de kilos de aceituna, que equivalen a unos 600.000 kilos de aceite.
 
Nada más entrar en el patio, que es impresionante..., te invade esa sensación de hacer una vuelta atrás en el tiempo.
Usan un molino de 4 rulos de 1944, de los pocos que quedan en funcionamiento hoy en día. Para extraer la "Flor de aceite", emplean un sistema ideado por el Marqués de Acapulco en el s.XIX, donde no se prensa la pasta, sino que gira lentamente dentro de dos rodillos.
Mención especial se merece la sala de las tinajas que data del s.XVIII, ver esa cantidad de tinajas de barro, con los medidores antiguos, es una maravilla!!, personalmente me gustó muchísimo.
También cuentan con instalaciones con maquinaria moderna y una bodega con 22 depósitos de acero inoxidable de 600.000 kilos cada uno.
Francisco Núñez de Prado, nos hizo de guía.
Otra cosa interesante es la cantidad de bonsáis de olivos que hay repartidos por todo el patio y un olivo monumental, de variedad picudo, llamado el Olivo de las ánimas, que pertenece a la época de Felipe II.
 
Cortijo de Suerte Alta
 
Es una propiedad familiar situada en Albendín, localidad muy cerquita de Baena. Gestionada desde 1986 por Manuel Heredia Halcón, Marqués de Prado.
Igual que Núñez de Prado, también producen Aove ecológico desde el año 1996.
 
La almazara actual, completamente distinta a la anterior, se construyó en 2006. Es un edificio bioclimático que consigue el equilibrio entre consumo y producción energética a través de pantallas vegetales con jazmines (allí olía que era una maravilla, me encanta el olor a jazmín!!!) y paneles de energía solar. También con un sistema de cámaras de aire, ventiladas en función de la Tª exterior, para mantener la Tª interior estable. Además de alimentar la caldera con biocombustible, el propio hueso de la aceituna.
La bodega tiene 14 depósitos de acero inoxidable de 28.000 kilos cada uno. También se usa como sala de catas. Me llamó especialmente la atención la mesa y las sillas también de acero, algo original!!.
 
No quiero terminar este artículo sin nombrar a una gente estupenda, que se portaron con nosotros de maravilla, que nos atendieron muy bien y que estuvieron pendientes de nosotros en todo momento, para hacernos sentir como en casa.
 
Me estoy refiriendo a la Cofradía amigos del olivo de Baena, encabezados por Rosi (su presidenta), Jessica y Juan, Rosa y Jose Manuel, Pepe, Mercedes, Pilar, Tutau y algunos más, de los que guardo un recuerdo muy especial y a los que espero volver a ver pronto.
Como os he dicho antes, fin de semana intenso pero muy gratificante.
 
 


2 comentarios:

  1. Me encanta el reportaje. Fotos muy bonitas y muy interesante la información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Me alegro de que te guste.

      Eliminar